La Religión y las Tradiciones en Bali marcan una culura, que está basada en una sorprendente mezcla de Hinduismo, Animismo y muchas cosas mas.

 

La mayor parte de los balineses profesa el hinduismo, pero aquí es bastante diferente del que se practica en otros lugares. Esto es debido a que en Bali, mucho antes de que llegara el hinduismo, ya tenían unas fuertes y arraigadas creencias.

En estas creencias, los elementos  de la naturaleza que les rodeaban, cobraban protagonismo y se erigían como dioses, espíritus o demonios poderosos a los que se debía temer y adorar para que no se enfadaran y les fueran propicios.

Estos dioses podían ser montañas , volcanes , el  mar donde viven los demonios que se tragan a  pescadores,  selvas donde se esconden los malos espíritus, estaciones que provocaban  sequías o lluvias torrenciales…

 

                           

 

Cuando llegó el hinduismo a Bali, tan sólo se sumó a todas estas creencias,  se añadieron los dioses hindúes y pasaron a formar parte de un universo mitológico aún más grande.

 

Cómo llegó el hinduismo a Bali?

Aunque el hinduismo llegó a Java en el s.V d.C., a través de navíos de mercaderes venidos del continente para comerciar en las islas, pero  es a  principios del milenio cuando entra de una forma definitiva a formar parte en las vidas de los balineses.

 

El hinduismo se implantó en Bali hará unos 1000 años.

Hay diferentes versiones de la historia pero parece ser que todo fuégracias a un príncipe  de Java llamado Airlangga. Cuando Airlangga tenía 16 años, su tío, el rey, fue asesinado y su trono arrebatado. Toda su familia y sus seguidores  tuvieron que escapar y esconderse en las junglas  de Java donde vivió  con ermitaños  hinduistas.

Años más tarde se reunió con los aún fieles a su tío e inició la reconquista de Java, 
proclamándose el dios emperador.

Por otra parte, la madre de Airlangga,  se casó en segundas nupcias en Bali cuando Airlangga era aún un niño, de allí que, los lazos entre las 2 islas se estrecharan mucho más y que entrara de lleno la religión hinduista en Bali.

En el siglo XVI hubo una revolución musulmana en toda la región, y tanto los reyes como sus seguidores  huyeron a Bali, donde se establecieron con sus costumbres y creencias.

En este éxodo participó la clase alta de Java, por lo que a Bali llegaron las familias reales, los artesanos y los sacerdotes. Es por eso que se dice que los balineses son los descendientes de la realeza o de las clases altas. Pero no, no todos los balineses descienden de los reyes y los nobles, la gran mayoría procede de los lugareños que originariamente habitaban la isla, los granjeros y la clase trabajadora en general.

Los colonos de Java trajeron con ellos su sistema de castas, pero nunca se impuso de una manera tan estricta como en la India.

Aún así, los balineses tienen un sistema social patriarcal y con una jerarquía muy definida 

En la actualidad se permite el matrimonio entre castas, pero antiguamente estaba prohibido y castigado, donde la mujer sigue a la casta del marido.

Ella recibe un título honorario si se casa con un marido de casta superior, o perderá su título si se casa con uno de casta inferior. Este sistema les lleva a organizarse en clanes,  todo el mundo pertenece a un clan, y todos saben a qué clan perteneces.

Este sistema es muy importante para el balinés, si por alguna razón te echan del clan, ningún clan te acogerá y por lo tanto te quedas solo.

La cultura balinesa es una de las más metódicas del mundo tanto a nivel social como religioso, una cultura en donde cada miembro tiene una posición, un papel y practica una serie de ceremonias. 

Los clanes funcionan en base a la colaboración de todos sus miembros. Cada pueblo o aldea en Bali tiene un “Banjar”, que es una organización de ciudadanos para administrar las decisiones políticas, económicas y religiosas del pueblo, siempre de forma consensuada.

La religión balinesa es única en el mundo, es una mezcla compleja entre el hinduismo, culto a tradiciones antiguas y el animismo, y todo ello se estructura en torno a una serie de ritos, ceremonias y festivales, que marcan las etapas a lo largo de toda la vida, hasta la muerte. 

 

  

 

La vida aquí es un constante ciclo de ofrendas,

Que se tienen que realizar en orden correcto y con la intención correcta y si no se realiza así, el universo balinés pierde su equilibrio. En todo esto, el agua es un elemento esencial, símbolo sagrado y de purificación. Se estima que  una mujer balinesa  emplea entre  preparaciones, participación en ceremonias y limpieza después de la ceremonia un tercio del tiempo que emplea en sus labores cotidianas.

 

        

Los rituales y ceremonias balinesas se dividen principalmente en 5 grupos: 

Para los dioses, 

Para los ancestros, 

Para los santos y fundadores de la religión, 

Las ceremonias a lo largo de la vida tambien llamadas “ritos de paso”, y 

Las ceremonias contra los demonios.

Algunas ceremonias se practican 5 veces al día, otras una vez a la semana, otras una vez al mes… etc. 

 

 

Las ofrendas típicas diarias suelen ser  hojas, flores con un poco de arroz, incluso alguna golosina, dinero o cigarrillos, una galleta… y se ofrece como agradecimiento a su dios por tener comida para alimentarse. Y cumplen su función mientras rezan, despues automaticamente se convierten en basura.

 

 

Estas ofrendas se colocan en diferentes lugares de la casa, en la puerta, en la cocina, en las escaleras, en el suelo.., tambien en los coches, en las entradas de los comercios, bares, en los templos de cada casa (en cada casa hay una parte dedicada a los dioses, con sus pequeños templos)...literalmente en todas partes, varias veces al día, todos los días.

Los ritos y ceremonias a menudo se realizan con danzas, siendo éstas un elemento sagrado. De ahi que la cultura de la danza se haya conservado y promovido hasta la actualidad. 

Todas estas fechas y rituales se aglutinan en un único calendario balinés, creado por un grupo de sacerdotes y hombres sagrados, mediante la consulta de 3 calendarios distintos.  

El origen de este calendario está en la agricultura y las estaciones, ya que en el se detallan las fechas ideales para plantar, sembrar y recoger las cosechas. Sin embargo sus campos de aplicación se ampliaron a la vida cotidiana, no sólo a temas de la agricultura y ceremonias religiosas, sino también a temas más triviales  como cortarse el pelo, las uñas o pedir en matrimonio y no se puede hacer fuera de esos días, bajo riesgo de malos augurios… y nadie quiere eso. 

Aún hoy en día muchas familias siguen el calendario balinés, aunque solo con fines religiosos. En este calendario, cada ciclo  "Oton" tienen 30 semanas, que serían 210 días correspondiente a nuestros “6 meses”, por  lo tanto, dos Otones  (420 días) se corresponderían con 1 año en nuestro calendario.

Hay 13 “ritos de paso” para cada persona en Bali, todos marcados en el calendario, y que requieren una ceremonia por todo lo alto. Estas ceremonias se practican para evitar los 108 vicios del mundo, incluidos la violencia, el robo, la pereza y la mentira. 

Hay ceremonias para celebrar el nacimiento de los hijos, donde exactamente tras 1 mes y 7 días se celebra la ceremonia en la que le dan un colgante al niño con un trocito de placenta, y unas pulseras en pies y manos, y llevará todo esto durante al menos 2 años, el primer corte de uñas, o el primer corte de pelo cuando los niños llegan a la edad de 1,5 años, les cortan el pelo al cero, antes de ese momento no se les puede cortar,  o cuando llegan a la pubertad les liman los colmillos, para eliminar los restos de nuestro pasado animal.

 

 

La violencia no es bienvenida por los balineses, los balineses valoran lo bonito y entienden  que la belleza es seguridad. Para afrontar los momentos difíciles, los balineses se refugian en una gran sonrisa.

 

  

 

La ceremonia funeraria es la más importante de todas las ceremonias del ser humano, por la transición que implica la muerte y posterior reencarnación y esta será tan buena como buenos hayan sido durante su vida y es la más misteriosa de todas las ceremonias. 

Esta ceremonia se acompaña de grandes ofrendas, danzas y musica.

 

 

Bali es como un universo invisible, un universo lleno de espíritus, dioses, demónios, guías, caminos y tradiciones. En este universo social, todo balinés sabe a dónde pertenece y cuál es su camino. 

Un ejemplo claro es el de los nombres balineses, que ya dan pistas de este sistema: En Bali hay principalmente cuatro nombres, indiferentemente para hombre o mujer:

Primero (Dewa, Wayan)

Segundo (Made)

Tercero (Nyoman)

y Cuarto (Ketut)

Si tuvieran más hijos, los llamarían “Repetición del Primero”, “Repetición del segundo”, etc. 

 

 

Este sistema de nombres recuerda a casi todo balinés su posición en la familia.

Los balineses son felices si alcanzan y mantienen su equilibrio mental y espiritual: necesitan mantenerse dentro de su universo, en un estado de equilibrio perfecto. 

 

 

Es por ello que necesitan saber en todo momento donde están situados y a dónde van, tanto en lo espiritual como en lo familiar, para ellos mantener este equilibrio  es un arte, una ciencia y una religión.

Seguro que ahora ya entiendes un poco más esta singular y sorprendente cultura y comprenderás muchas cosas cuando la visites.